El Museo Mural Diego Rivera cumple 31 años

El Museo Mural Diego Rivera cumple 31 años

Diego Rivera plasmó a 140 destacados personajes de la historia y vida intelectual de México
¿Sabes cuál fue el proceso con el que se resguardó Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central después de los sismos de 1985?
En 1988 se inauguró El Museo Mural Diego Rivera con el objetivo de salvaguardar la obra creada por Diego Rivera en 1957. El fresco formó parte del conjunto de piezas que adornaron el Hotel del Prado.
Sin embargo, en septiembre de 1985, la Ciudad de México sufrió un terremoto con magnitud de 8.1 grados en escala Richter. Varios edificios de la zona centro colapsaron y otros fueron severamente dañados; el Hotel del Prado fue uno de ellos. A pesar de sufrir algunas fisuras, la obra de Diego Rivera no se vio afectada
En diciembre de 1986 se inició la remoción del mural de 35 toneladas. La obra se envolvió con diferentes tipos de materiales hechos con triplay, hule, poliuretano y una estructura de metal para su protección. La entrada del lobby del Hotel del Prado fue destruida para poder extraer la pintura con la ayuda de una grúa.

El restaurador Eliseo Mijangos verificó el estado de conservación de la obra
La ruta de traslado del fresco fue de aproximadamente 170 metros, desde el Hotel del Prado hasta ubicarlo en lo que antes fuera el estacionamiento del Hotel Regis. Se contó con la ayuda de 300 trabajadores, en coordinación con el restaurador Tomás Zurián y un grupo de especialistas de diversas instituciones como el INBA y la UNAM.
La construcción del museo inició en 1986 y finalizó en 1988, desde entonces mantiene su vocación de salvaguardar el mural en el que Diego Rivera plasmó gran parte de la identidad de nuestra nación. En esta obra se puede apreciar una síntesis histórica de México desde el siglo XVI hasta la primera mitad del siglo XX, con la representación de distintos personajes destacados de nuestra historia y cultura.
Texto: David Aragón Villeda